Consejos para cuidar tus muebles

Escrito por: muebles peralta En: General En: Friday, September 22, 2017 Comentario: 0 Me Gusta: 364

El mueble está vivo y te damos algunos consejos para mantenerlo como el primer día.

El mantenimiento y atención habitual de los muebles pueden asegurar su belleza por muchos años. Además de manchas y rasguños accidentales, los muebles de madera son susceptibles a factores ambientales, tales como la luz, humedad y polvo. La clave para una larga vida de nuestros muebles es la precaución. Es importante tener en cuenta algunas sugerencias prácticas para crear un mejor ambiente para sus muebles.


Una de las mayores virtudes de los muebles de madera es que un simple toque puede devolverles su aspecto original. La madera es una material natural con variaciones de color, configuración, malla y estructura del grano. Cada pedazo individual de los muebles tiene marcas características.


A continuación vamos a daros una serie de consejos:


#1: Usa productos libres de amoníaco.
El amoníaco con el paso del tiempo deteriora el mueble y poco a poco le va quitando de forma gradual el brillo y el color. Asegúrate de leer bien las etiquetas de los productos de limpieza y siempre que puedas opta por productos naturales no abrasivos.

#2: Limpia tus muebles todos los días.
Aunque parezca algo obvio, no todo el mundo quita el polvo de sus muebles a diario. No se requiere de grandes esfuerzos, basta con que pases un paño seco sobre tus muebles para quitar el polvo que acumulan en cada jornada. De vez en cuando aplícales una capa de cera en pasta y verás como mantienen su aspecto original con el paso de los años.

#3: Protege tus muebles.
Con respecto al ambiente es conveniente mantener el espacio en el que se encuentran sus muebles debidamente humedecidos. La carencia de humedad, generalmente en los meses de invierno o en climas secos, puede hacer que ciertas chapas se agrieten. La madera agradece cierta temperatura y humedad (alrededor de 22º C con un 40 por ciento de humedad).
La madera no debe situarse cerca de los aparatos de calefacción o de aire acondicionado. Éstos quitan la humedad necesaria de sus muebles y la extraen hacia fuera. Igualmente el exceso de humedad puede provocar un deterioro muy rápido del mueble. La exposición excesiva a la luz no es buena para los muebles de madera. Por ello hay que intentar evitar colocar muebles en luz del sol directa.

#4: Limpia las manchas cuanto antes.
Es muy importante pulir los muebles para que conserven su color y brillo original, pero también lo es el cuidarlos de los derrames que pudieran ocurrir sobre ellos. Si sucede, debes limpiarlos inmediatamente con un paño seco, si dejas que se seque corres el riesgo de que la superficie absorba la sustancia y quede manchada.


#5: No apoyes recipientes calientes y usa tapetes.
Es necesario colocar paños o accesorios para apoyar ollas o elementos calientes sobre los muebles, de lo contrario quedarán marcados. Por otro lado, los vasos, floreros, tazas o similares deben tener adecuadamente un tapete bajo ellos. Es importante tener presente siempre levantar los objetos en vez de arrastrarlos sobre el acabado.

#6: Cubre la base del mueble al moverlo de lugar.
Para cuidar la base de los muebles de forma adecuada al moverlos de lugar, debes colocar restos de alfombras ya sea en toda la superficie que estará en contacto con el piso o bien en los extremos. De este modo evitarás que se dañen o rayen al moverlos en caso de que tengas que hacerlo desees cambiarlos de lugar. Hay que tener mucho cuidado al moverlos y levantarlos en vez de empujarlos lateralmente, ya que esto causa tensión en las ensambladuras. En el caso de las mesas, lo aconsejable es levantarlas por la base o patas en vez de la sobremesa, ya que ésta puede desprenderse o aflojarse. De la misma forma, las sillas deben levantarse por la base del asiento en vez de los brazos o la parte posterior del espaldar.

Etiquetas: consejos muebles

Comentarios

Deje su comentario